Blog Notes

Pau escribe sobre su experiencia trabajando en Dublin

Probablemente alguna vez te hayas preguntado si es normal no tener claro que hacer en el futuro, o si es normal que te motiven pocas cosas. Asimismo es posible que hayas suspendido la selectividad o que tu nota no sea suficiente para estudiar aquella carrera que pretendías. En este blog os voy a contar mi experiencia personal después de suspender la Selectividad y la ayuda que me ofreció Learn Work Explore y Alicia de modo más personal, para aprender inglés y ganar experiencia laboral en el extranjero.

En junio de 2016 recibí los resultados de la Selectividad, me quedé a medio punto de poder entrar a periodismo. Las horas siguientes a dicha noticia fueron muy duras, nunca pensé que pocos meses más tarde empezaría la mejor experiencia de mi vida. Me pasaba horas hablando con mi madre por teléfono barajando las opciones que teníamos, pero nada me convencía. Pero en una de esas conversaciones interminables, surgió la idea de pasar un año en el extranjero, se me iluminó la sonrisa de inmediato. Nos pusimos manos a la obra y empezamos a buscar programas que cumpliesen eso que yo necesitaba. Visitamos distintas empresas, oficinas muy grandes pero con gente muy pequeña a quien solo le importaba el dinero. Buscamos en internet experiencias de personas que viajaron con estas empresas y la mayoría eran nefastas. Mi sonrisa, aquella que se iluminó semanas atrás se iba apagando poco a poco otra vez. Hasta que un día me topé con Learn Work Explore, una empresa de dimensiones más pequeñas a las anteriores pero con una calidad humana mucho mayor. Fue todo muy rápido, le expliqué mis intenciones a Alicia, propietaria de dicha empresa, y en menos de una semana me ofreció un programa que se adhería perfectamente a aquello que yo necesitaba. El destino era Dublín, Irlanda y el mejor año de mi vida justo empezaba. Compré los billetes de avión y el 3 de octubre de 2016 volé hacia tierras irlandesas.

En Dublín me alojé con una familia de acogida, eran muy agradables y cercanos. Por las mañanas iba a la escuela para mejorar mi nivel de inglés y conocer gente y por las tardes caminaba por la ciudad dejando mi currículum por bares y restaurantes. Hice un grupo de amigos fantásticos, con quienes salía prácticamente a diario y la mayoría se encontraban en la misma situación que yo, así que fue fácil entendernos. A las 3 semanas, me había acoplado perfectamente a la cultura irlandesa, había conocido a muchísima gente y estaba en una nube, pero cabía recordar que necesitaba encontrar trabajo y eso me enturbiaba. Yo tiraba currículums pero la oportunidad no llegaba y mi teléfono no sonaba. Le hice saber mi situación a Alicia, con quien hablaba prácticamente a diario, y ella, una vez más, se encargó de ayudarme. Alicia me facilitó el teléfono de dos empresas que ayudaban a los jóvenes como yo a trabajar, sin experiencia alguna requerida. Fui hasta una de dichas empresas y, con un previo programa instructivo de 1 semana, encontraron un trabajo para mí como ayudante de cocina. Empecé a trabajar y tuve que dejar la escuela, pero los amigos permanecieron. Por lo que conlleva al trabajo, fue todo a pedir de boca, los compañeros eran fantásticos y el salario elevado, por lo que podía cubrir mis gastos. Empecé una rutina que conllevaba trabajar durante la semana y disfrutar con los amigos por las tardes y los fines de semana. Así pasaron 7 meses, 7 cortos, intensos e inolvidables meses los cuales nunca voy a olvidar.

Nunca pensé que aquel día de junio cuando supe que mi nota no era suficiente para estudiar la carrera que quería, conllevaría experimentar infinitos recuerdos y hacer múltiples amistades con las que mantengo el contacto a día de hoy. Y, además de todo lo que me enriqueció como persona el viaje, lo hizo de la misma manera en el ámbito profesional. Mientras mis compañeros de Barcelona han hecho 1 año de universidad, yo he aprendido inglés, he trabajado en el extranjero y me he enriquecido como persona, un valor añadido que al fin y al cabo las empresas van a apreciar y se traducirán en más oportunidades profesionales.

Para más información sobre programas de trabajo en Irlanda, llama a Alicia al: 667 493 846

Previous
Next